ESCALAR LA CONCHA. UNA EXPERIENCIA QUE NO DEBES PERDERTE

2 septiembre 2020

Sierra Blanca es un macizo montañoso de cordillera Penibética, situado en la provincia de Málaga. Debe su nombre al color blanquecino de su roca caliza que contrasta fuertemente con los tonos rojizos de las peridotitas de Sierra Bermeja y Sierra Alpujata que la flanquean.
El pico de la Concha (1215 msnm), llamado así porque visto desde el oeste se asemeja a la valva estriada de un molusco, es el segundo más alto tras el pico del Lastonar (1275 msnm.) Otros picos son: el cerro de la Zarina (1141 m) y la Cruz de Juanar (1178 m).
Está situada entre los Municipios de Istán, Ojén, Marbella y Monda.
La subida a la concha es una experiencia única e inolvidable… por momentos excitante y la verdad que para hacerlo hay que estar en plena forma.
Lo ideal es aparcar el coche cerca del Refugio de Juanar, un pequeño hotel encantador perdido en las montañas. Se accede desde la carretera de Ojen, y está a unos 10 kms antes de llegar al pueblo.
Desde ahí hay que seguir las flechas de dirección a “La Concha”, ya que hay varios parajes que se pueden visitar. Aunque a veces las señalizaciones no están claras.
El primer recorrido es por unos parajes llanos poblados de olivos que se atraviesan con agilidad. Después de una media hora de marcha se llega a un pequeño bosque de pinos y helechos, una zona sombría pero agradable, sobre todo cuando pega el sol. Poco a poco el terreno va subiendo gradualmente rodeado de plantas aromáticas. Pasado este trecho nos adentramos por una zona de piedras y peñascos rodeando las lomas cercanas hasta ver el paisaje de la vertiente sur…Tras disfrutar de la vista, se pasa a la cara norte de la ruta (el Salto del Lobo). Una vez superada esta etapa, se llega a una de las zonas más expuestas de la ruta…El camino se vuelve muy escarpado y rocoso: por esta ladera y por una gran pendiente se sube a la cima de la montaña…los bordes de las rocas son en ocasiones muy estrechos. En algunas zonas y por seguridad, se han anclado a las rocas unas cadenas para ayudar a los aventureros en esta arriesgada travesía. Esta última subida por zonas muy rocosas y pendientes hasta divisar a lo lejos la cresta de la cima que tuvimos se hace larga y pesada; la altitud es grande, el terreno muy rocoso y los senderos casi han desaparecido. Hay que estar atentos para no desviarse y desembocar en un callejón sin salida. Animo ! Una última trepada y un último esfuerzo ya que después llega el gran premio.
Tras una escalada de aproximadamente 3 horas y media, se llega a la Cima de la Concha. Todos los esfuerzos del camino valen la pena… Es un panorama que quita el aliento por su gran belleza. Se divisa toda la Costa, pasando por el Estrecho de Gibraltar, Marruecos y el Atlas. Marbella y los encantadores pueblos blancos de los alrededores, Istán, Ojén, Monda, el Pantano de la Concepción, a lo lejos el emblemático Puerto Banus… urbanizaciones, campos de golf, montañas y colinas…y arriba el cielo azul… qué lugar tan bello y que la mayoría de la gente desconoce desde esa perspectiva! Al conocer el camino, la bajada dura algo menos. Sin lugar a dudas que vale la pena escalar hasta la cima de Marbella. Un buen consejo: llevar un buen calzado, estar en buena forma física y si tienes miedo a las alturas: NO MIRES HACIA ABAJO!

¿Quieres vender?

Contamos con un equipo de arquitectos para darle más valor a su propiedad

Abrir chat